Agosto 22, 2018

Hay un tipo especial de valentía necesaria para llevar a cabo un
trabajo en el país más letal en el mundo en el que hacerlo. Para los/as
defensores/as de derechos ambientales, ese país es Honduras.

El 3 de marzo de 2016, unos atacantes no identificados irrumpieron en el domicilio de la recocida defensora indígena Berta Cáceres y
le asesinaron. Berta era una mujer indígena lenca que, durante los
últimos 20 años, ha defendido el territorio y los derechos de su
comunidad.

Leer la nota completa en la página de FrontLine Defenders

A %d blogueros les gusta esto: