Agosto 31, 2018

Publicado por el Copinh

A pocas horas de la audiencia de proposición de pruebas en el caso de Berta las víctimas siguen sin tener certeza de la información del caso por culpa del Ministerio Público.

En una clara falta de interés por parte de los fiscales y a las autoridades del Ministerio Público de no esclarecer el asesinato de nuestra compañera Berta Cáceres, a dos años y cinco meses el análisis de la información concerniente al caso, se hace debido a la presión y trabajo de las víctimas y no del Ministerio Público.
Esta es una semana ha sido de suma importancia en el proceso ya que el tribunal ordenó realizar todas las pericias necesarias para que la audiencia de proposición de pruebas se lleve a cabo los días 31 de agosto y 1 de septiembre, lo lamentable de esto es que no existen las condiciones para analizar toda esta información en tan poco tiempo, y por ende no existen las condiciones para desarrollar esta audiencia ni el juicio.
Ahora el mismo Ministerio Público pone a disposición 4 peritos, cosa que no hizo cuando lo debía. ¿Cuál es la respuesta del Fiscal General, Óscar Chinchilla a esta situación? Ninguna.

El equipo legal que representa al COPINH y los familiares de Berta, presentó una ampliación que consiste el análisis de los aparatos con información de Douglas Bustillo, Mariano Díaz Chávez y de la que se decomisó en los allanamientos a las instalaciones de DESA y también a Sergio Rodríguez.

Es importante evidenciar que la defensa tiene un enorme interés en todo lo relacionado con Berta, teléfonos y demás aparatos, sus peritos de origen estadounidenses, al declarar sin lugar el recurso de reposición, solicitaron también pudieran periciar toda la información solicitada por la acusación privada relacionada con la empresa de DESA, podemos entonces asumir que quieren asegurarse por sí mismos, al no poder frenar que obtuvieramos la información, tener acceso a la misma y conocer con los medios probatorios que cuenta la acusación privada.

Por otra parte, el día miércoles 29 de agosto se podía trabajar en la sala de sentencias, pero el tribunal dijo que no, porque los empleados se iban a las 4:30pm y no podían asegurar que estuviera custodiando a los peritos, pese a que son ya dos años y medio de negarse la información a las víctimas, el sistema de justicia no puede hacer un esfuerzo mínimo para garantizar que las víctimas tengan acceso a la información y que hasta ahora está siendo periciada.

Además de esto el tribunal tenía la pretensión de hacer entrega de los aparatos a los peritos, obviando las condiciones del juicio y la relevancia del caso, los aparatos podrían estar expuestos a cualquier mecanismo malintencionado por los enemigos de la verdad en este caso.

Nos preguntamos ¿Qué clase de justicia es la que pretende llevar a cabo un juicio oral y público sin la revisión de la totalidad de las pruebas? El COPINH no va a parar en su exigencia de justicia, como Berta lo dijo “Continuamos con esta causa por la soberanía, no sólo del Pueblo Lenca, sino de todo el pueblo hondureño”.

A %d blogueros les gusta esto: