Septiembre 12, 2018

Publicado por Defensores en línea

Fotos y texto: Sandra Rodríguez

Tegucigalpa, Honduras. – A pocos días de celebrarse el primer juicio por el asesinato de la defensora de derechos humanos, Berta Cáceres Flores, se realiza una serie de acciones por demanda de justicia y alzar la voz contra el régimen dictatorial e impune hondureño.

Berta Cáceres, fue cofundadora y, hasta el día de su crimen el 02 de marzo del 2016, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), ahora a cargo de su hija, Bertha Zúniga Cáceres.

“Es por ello que desde los diferentes espacios tenemos el compromiso de acompañar a la familia y COPINH de Berta Cáceres, es el momento de hacer causa común para empezar a exigir con mucha claridad: verdad y justicia”, expresó Berta Oliva, coordinadora general del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) e integrante de la coordinación nacional de la Convergencia Contra el Continuismo (CCC).

Lo anterior, fue expresado en una conferencia de prensa, convocada por la Coalición Contra la Impunidad el pasado jueves, de la cual el COFADEH forma parte, junto a medio centenar de organizaciones civiles y sociales en defensa de los derechos humanos.

Oliva destacó el estar consciente que esa verdad y justicia que apelan, desde ya podría no convertirse en la demanda real de los integrantes del COPINH.

Otra cosa -a criterio de Oliva- es que Berta Cáceres no sólo le hace falta a sus hijas e hijo, madre, al COPINH, sino que le hace falta al pueblo hondureño, al pueblo organizado y por esa falta física y por esa falta de memoria es necesario que iniciemos una búsqueda clara de demandar con mucha energía y fuerza el mejor manejo en el juicio.

“Estamos clarísimas que se nos va a negar ese derecho que tenemos como defensores y defensoras de derechos humanos, como seres humanos, pero hay que insistir por lo menos para evidenciar el régimen actual que tenemos, que estamos buscando justicia en medio de una dictada, y que las dictaduras debemos dejarlas muy esclarecidas, por la demanda y voluntad del pueblo hondureño de justicia es clarísima, ya que todos y todas nos sentimos heridas y lesionadas”

Por lo que es necesario ya no callar, de expresar, de decir, de demandar, no tener en ningún momento terror porque que si hablamos nos pueden enjuiciar, nos pueden matar, no tengamos temor -insistió la coordinadora del COFADEH- sólo la verdad y la exigencia de la verdad es que nos va a llevar a cambiar este sistema injusto y corrupto.

“Si aprendemos a callar por temor, mejor ya no sigamos diciendo absolutamente nada, les pido que es el momento de no acomodarnos, es el momento de salir, de organizarnos, de no olvidar y de no perdonar”, puntualizó Berta Oliva.

El juicio oral y pública está programado para dar inicio el próximo lunes 17 de septiembre en los Juzgados de Letras Penal de la Sección de Tegucigalpa, donde comparecerán ocho hombres, entre ellos los acusados como hechores materiales del crimen contra Berta Cáceres:  Emerson Duarte Meza, Edilson Atilio Duarte Meza, Elvin Heriberto Rápalo Orellana, Henrry Javier Hernández, Oscar Aroldo Torres Velásquez; y como autores intermediarios: Mariano Díaz Chávez, militar activo al momento del asesinato, Douglas Geovanny Bustillo, exjefe de seguridad de la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA), Sergio Ramón Rodríguez Orellana Gerente del área social, ambiental y de comunicaciones de DESA, empresa a cargo de la construcción de la represa hidroeléctrica Agua Zarca, sobre el Río Gualcarque, en la comunidad indígena de Río Blanco, Intibucá.

La Coalición Contra la Impunidad afirmó que mantendrá el rol de acompañante durante el desarrollo del juicio, en el cual ya se observan una serie de obstáculos e ilegalidades que han viciado el proceso.

Mientras se sigue denunciando la negatividad de parte del Ministerio Público para el acceso a la información relacionada a la causa a las víctimas y sus apoderados legales, como parte de la debida diligencia en la realización de peritajes y la denegación por parte del Tribunal para que el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), se incorporara como víctima en el proceso, denunció la coalición, a través de la lectura del comunicado realizado por las defensoras feministas Gilda Rivera y Jessica Trinidad, del Centro de Derechos de la Mujer (CDM) y la Red Nacional de Defensoras- Honduras, respectivamente.

Berta Cáceres, la novel verde el planeta, como la llama Oliva, desde años atrás denunciaba amenazas y ataques contra su vida, por la defensa de los bienes comunes de la naturaleza, es por ello, que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), le otorgó medidas cautelares de las que -supuestamente- gozaba el día del asesinato, ejecutado dentro de su vivienda, en La Esperanza, Intibucá.

La semana pasada, el COPINH lanzó una campaña con información y muestras de solidaridad plasmada en la página de internet https://berta.copinh.org/ donde detalla acciones de la lucha que emprendió la defensora de los bienes indígenas, para proteger el Río Gualcarque, y por ello fue merecedora del reconociendo “premio Goldman al medioambiente 2015”.

La campaña es para romper el cerco mediático sobre la desinformación de parte del Ministerio Público, y que toda la población pueda acceder a lo que pasa en torno al caso, las audiencias, imputados y demás hechores, declaró en el lanzamiento Bertha Zúniga, coordinadora del COPINH, el miércoles 12 de septiembre.

Se espera acompañamiento nacional e internacional durante el primer juicio previsto del 17 de septiembre al 19 de octubre en Tegucigalpa. El siguiente juicio sería contra Roberto David Castillo Mejía, que, al momento del asesinato de Berta, era el presidente de la junta directiva de DESA, hasta el momento es el único privado de libertad como autor intelectual.

A %d blogueros les gusta esto: