Agosto 31, 2018

Publicado por COPINH

¨a Berta Cáceres la asesinaron por ser el sujeto político que comportaba, En su quehacer diario, cotidiano, histórico¨

El vienes 27 de julio de estaba prevista la realización de la audiencia de proposición de pruebas en el caso por el asesinato de Berta Cáceres. La audiencia se suspendió debido a la inasistencia de una de las defensas y de la falta de información de las partes. A continuación dejamos una entrevista realizada a Víctor Fernández unos de los abogados y compañeros de la causa Berta Cáceres que nos comenta algunas valoraciones al respecto de lo sucedido en esta audiencia.  La audiencia fue reprogramada para el 23 y 24 de agosto.

¿Cómo se siente la Acusación Privada respecto a lo que pasó en la audiencia de proposición de pruebas?

De lo que pasó hoy nosotros podemos deplorar que el tribunal no haya admitido la representación de 5 personas que son miembros del COPINH, que constituyeron su propia acusación privada en función de lo que establece el artículo 17 de código procesal penal, que permite que los miembros de una asociación, que se sientan afectados de un delito, nombren una representación para que participe de un juicio como este. El tribunal entendió que estos 5 compañeros del COPINH no estaban facultados para hacerlo, que no se configura esto, que no son afectados. Eso fue parte también de las discusiones que hubieron hoy en este juicio, y eso también lo lamentamos porque manca una tendencia del desconocimiento de la sujeto político que era Berta Cáceres. Nosotros venimos diciendo que a Berta Cáceres no la asesinaron por ser el ser humano era porque respiraba, porque vivía, sino que a Berta Cáceres la asesinaron por ser el sujeto político que comportaba en su quehacer diario, cotidiano, histórico. Es decir DESA, a quien se involucra con este crimen, no la mato por ser Bertita, sino por ser Bertita la compañera militante del movimiento popular hondureño, entregada en cuerpo y alma a la lucha del COPINH, entregada a la oposición al proyecto hidroeléctrico ¨Agua Zarca¨. A ese ser humano fue al que mataron, no al que respiraba, sino al que actuaba en función a esos intereses.

Entonces eso debería de ser reconocido aquí, para que quienes eran compañeros y compañeras de Berta Cáceres se entiendan afectados en el juicio y se entienden reivindicados como parte en el proceso. Esos no pasó y eso marca la tendencia del sistema de justicia hondureña, tendiente a desconocer los sujetos políticos, que configuraran la disidencia en este país, frente a un modelo económico y político que atropella la dignidad humana. Esa es nuestra impresión. Sin embargo nosotros participamos en este juicio desde esa perspectiva, desde la reivindicación de la dignidad, de construir modelos distintos a partir de nuestra práctica, de nuestra denuncia, de nuestro reclamo permanente, de nuestra palabra entonada, bien dicha, sin tapujos que eso es lo que hacemos en el juicio.

¿Qué se espera que pase el 23 y 24 de Agosto, cuando se lleve a cabo la proposición de pruebas?

Primero quisiéramos pensar, que antes de esa fecha, nosotros vamos a tener toda la información del caso que nos permita actuar en condiciones de igualdad. Es decir que tengas toda la información para decir que de este universo me sirve para este juicio de estos 8, para proponer la prueba que me corresponde. Eso es lo que quisiéramos que pase. Proponer esa prueba y que sea admitida. Aquí un tema adicional, es que la prueba sea desarrollada en el marco del contexto previo, durante y posterior al crimen de Berta Cáceres. Nuestro interés es que en este juicio no se juzgue lo que sucedió solo el 2 de marzo del 2016, cuando fue asesinada. Sino que lo que le precede en los últimos meses, incluso años de lucha que fueron como un anticipo de este fatal y lamentable evento, que tiene que ver con el crimen de Berta Cáceres. Esperamos que el tribunal se reivindique y admita que se trata de un juicio en el que se va a juzgar a unos criminales, a un grupo, y que ahora solo hay un eslabón de los autores materiales. Que entiendan que mataron a una lideresa social, a una lideresa popular de este país, que esa lideresa también hacia labor de defensoría, de lucha por los derechos humanos. Esa perspectiva integral queremos que se desarrolle en el juicio. Es decir, es una vida que vale igual que todas, pero esta vida tenía estos componentes que queremos que salgan en el marco de la audiencia próxima, y en desarrollo de este caso, que es uno de los casos de la causa Berta Cáceres.

¿Qué están haciendo en este momento para llegar a los autores intelectuales del asesinato de Berta Cáceres?

Estamos participando en una serie de procesos, de peticiones, en acciones a nivel nacional e internacional. Manejando con rigor técnico, pero con una perspectiva política clara que reivindique la dignidad de Bertita, de su gente, de todos los luchadores y luchadoras. Hemos construido una hipótesis del caso desde el punto de vista jurídico, pero en esa perspectiva integral de lo que significa para una sociedad como la hondureña, para la región, para Centroamérica, para Latinoamérica, para el mundo, que los sectores económicos tengan como opción recurrente el asesinato de quienes no piensan como ellos, de quienes no les aplauden, quienes tienen la valentía de confrontarlos en el marco de la resistencia pacífica como lo hacía Berta Cáceres. Eso estamos haciendo, procuramos hacerlo primero con amor, porque somos compañeros de la causa, no solo abogados aunque ese es nuestro trabajo.

¿Qué pasa si en septiembre no se lleva a cabo el juicio oral y público?

Nosotros estamos comprometidos a que en el juicio se respeten los derechos de las víctimas, es decir, que se respete el debido proceso. Lo que puede pasar es que el límite, que está contemplado por el límite de la duración de la prisión preventiva a la que están sometidos varios de los imputados, se vence en noviembre. El tribunal está a contra reloj para desarrollar el juicio antes de que se venza el término de la prisión preventiva, porque si se vence no es que el juicio no se va a desarrollar, sino que tendría que poner el libertad a los imputados durante el juicio.

Entonces eso es lo que va a pasar, pero eso es una responsabilidad de los tribunales, por qué hemos durado más de dos años para un juicio que pudo durar menos, por qué ha habido un montón de dilatorias, una falta de ofrecimiento de información, todo eso que es un tema de responsabilidad del sistema de justicia del país, de la estructura que gobierna y que subyuga a estas instituciones. Nosotros no podemos cargar con la responsabilidad que le compete al estado y al gobierno de Honduras y al sistema de justicia en particular.

A %d blogueros les gusta esto: