Agosto 31, 2018

Publicado por COPINH

La audiencia de proposición de pruebas en el caso de nuestra compañera Berta Cáceres, programada para los días 23 y 24 de agosto de la semana recien pasada, no se desarrolló como tal y como se tenía prevista ya que el Ministerio Público (MP), no ha dado la información solicitada a la acusación privada, consistentes en los resultados de pericias que no se han realizado pese a que todo se encuentra en el almacén de evidencia del MP, por consiguiente el tribunal aceptó todas las solicitudes de pericias para extraer la información de los aparatos que no han sido extraído y dió a la Fiscalía dos días hábiles para que facilite la información que está pendiente de entregar, que serán los días 27 y 28 de agosto del presente año, por lo anterior y tomando en cuenta que está pronto a vencer el tiempo de la presión preventiva contra los imputados, el tribunal acordó reanudar la audiencia para los días 31 de agosto y 1 de septiembre para mantener las fechas previstas en que se llevará a cabo el juicio.

Por otra parte la defensa de los imputados que se mantienen con prisión preventiva, ha interpuesto un recurso de amparo en contra de la representación legal de Salvador Zuniga Cáceres, hijo de Berta Cáceres, el cual fue admitido, pero sin suspensión del acto, lo que significa que sus abogados representantes no estarían siendo parte del juicio hasta que haya una decición contraria por parte del tribunal.

Apelando a la publicidad de las audiencias por ser este un juicio oral y público, la acusación privada que representa el COPINH y los familiares de Berta, han solicitado la transmisión en vivo de las mismas, que ha sido declarada sin lugar por el tribunal de sentencias, sin embargo el equipo legal seguirá haciendo la debida diligencia para que quienes esten interesados o interesdas puedan seguir el proceso, por ser este un caso de alto impato no solo a nivel nacional sino internacional.

El Consejo Civico de Organizaciones Popúlares e Indígenas de Honduras COPINH, como víctimas de este caso, llegó con sus pancartas hasta las instalaciones de la Corte Suprema de Justicia para ser garantes de todo el proceso, como en otras ocasiones, los compañeros y compañeras fueron víctima de hostigamiento por parte de la policía que resguarda el lugar, el segundo día de la audiencia pretendieron negarles el acceso y luego de una mediación con observadores de Derechos y Humanos se logró el acceso, pero sin los distintivos que caracterizan la lucha del COPINH.

A %d blogueros les gusta esto: